En la frontera del Imperio Romano

Siebengebirge historia, tiempo de los Romanos, la frontera del Rin
La frontera del Rin

Durante casi 500 años, los romanos marcaban la vida en Renania. Después de la victoria de César en la Galia, el Rin era la frontera. Mientras que la orilla izquierda con Bonn y Colonia era parte del Imperio Romano, la orilla derecha era parte de la Germania Libre.

Nuestra región estaba situada justo en la frontera, de hecho era una zona militar.

Germania Inferior

Luego el pueblo romano de Bonna llegó a ser una ciudad bonita. Sin embargo, la orilla derecha del Rin seguía siendo importante para los Romanos, sobre todo por razones económicas: de 50 en adelante, grandes cantidades de piedras fueron extraídas de las canteras romanas de la montaña Drachenfels y transportados hacia el norte. En Bonn y Colonia, aún en Xanten y Nijmegen se construía con traquita del Drachenfels.

Leer mas ..

Francos y Alamanes

La flota romana patrullaba el Rin, y los soldados de Limes aseguraban la frontera. Cuando el emperador Caracalla concedió la ciudadanía romana a todas las personas libres de las provincias romanas en 212, los habitantes de Bonn se convirtieron también en ciudadanos romanos.

Sin embargo, más y más tribus germánicas avanzaban hacia la frontera. Cada vez más a menudo, los señores de la guerra germánicos organizaban incursiones en territorio romano. Además, el Imperio Romano tuvo que defenderse en varias fronteras al mismo tiempo.

Leer mas ..

Antigüedad tardía

Después de una larga lucha defensiva, la frontera del Rin se derrumbó en 401/402. Finalmente, alrededor del año 455, los francos conquistaron Colonia. La dominación romana en Renania había terminado, y alrededor del 475, también el idioma latino desapareció.

Leer mas ..

Desafortunadamente, sabemos poco acerca de los germanos en esos días, y lo que sabemos proviene de fuentes romanas. Los arqueólogos han encontrado sólo muy poco en las Siete Montañas. Ciertamente aquí, en la región limítrofe, una vida «normal» no era posible, ni para los romanos, ni para los germanos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*