Descubriendo el Siebengebirge, Valle del Rin, Alemania
El Dragón del Rin

Con más de 40 colinas y valles, el parque natural Siebengebirge en Königswinter y Bad Honnef a orilles del Rin es un lugar hermoso, un pedazo de paraíso a la puerta de casa de los lugareños o los atracaderos de los buques cruzando el Rin.

Sin embargo, nuestro Siebengebirge ha pasado por una historia llena de acontecimientos. Casi cayó víctima de la canteras, hoy muchos animales y plantas en peligro de extinción viven aquí. Pueden visitar tres ruinas de castillos medievales: Drachenfels, Löwenburg y Rosenau. En los cuentos de Siebengebirge, encontrarán dragones listos, caballeros y damas, el monje de Heisterbach y otras figuras legendarias.

Montanas y Valles

Nachtigallental, Siebengebirge, Königswinter
Montañas y Valles

Nachtigallental

Este nombre significa el «Valle de los Ruiseñores». De veras es muy hermoso y alegre, en cada estación del año. Si está en la ciudad de Königswinter, sólo hay que seguir la calle Bahnhofsstraße y ya está allí. Según una leyenda, el nombre se atribuye a un evento en la […]

Castillos Medievales

Ruina medieval Löwenburg, Siebengebirge, Bad Honnef
Para ver

Castillos medievales

  Además de las rutas de senderismo y los miradores, las ruinas de los castillos medievales son lugares emocionantes para ver en el Siebengebirge. Usted puede visitar tres de ellos en un día – Drachenfels, Löwenburg y Rosenau. Sí, las montañas y los castillos medievales tienen el mismo nombre, eso […]

Cuentos

Cuentos del Siebengebirge, el Monje de Heisterbach
Cuentos

El Monje de Heisterbach

El monasterio de Heisterbach estaba situado en medio de un lindo bosque cerca del Petersberg. En aquel entonces, los monjes pasaban sus días orando y trabando. Uno de ellos muchas veces reflexionaba sobre el salmo «para El, 1000 años son como un único día», sin jamás comprenderlo enteramente. Un día, […]

Historia de nuestra region

Siebengebirge historia, Republica de Weinar, Rolandseck, Rin y Siebengebirge a principios del siglo XX
Historia

De la Edad de Piedra hasta Bonn-Berlin

Durante los últimos 2.000 años, gente de numerosas nacionalidades llegaron al Rin: celtas, germánicos, romanos, franceses, prusianos, sólo para mencionar algunos de ellos. Varias veces el Rin fue una frontera. El capítulo sobre la historia agitada de nuestra región.

Parque Natural

Siebengebirge naturaleza, arboles, arce blanco
Parque natural

Arboles locales

Aquí algunas arboles locales del Siebengebirge. Si las Siete Montañas fueran naturaleza salvaje, probablemente las hayas predominarían en los bosques. Hoy, la silvicultura ha creado bosques mezclados con el 36% hayas, el 18% robles, el 12% otros árboles de hojas caducas, el 3% robinias, el 23% piceas y el 8 […]

Cuentos

Cuentos del Siebengebirge, dragones
Cuentos

Los dragones

Algunas leyendas de las Siete Montañas nos cuentan de dragones – criaturas lúgubres y malévolas que devoran a seres humanos, hacen explotar naves y en general gozan de la miseria de otros. Pero estas leyendas hacen injusticia a los dragones. Muchas veces, la historia y aún las leyendas se escriben […]

Un encuentro con dragones y caballeros

Si caminan en el Siebengebirge hoy, no encontrarán dragones lanzando su aliento de fuego. ¿Cómo podrían, después de todo, estamos en medio de un parque natural? Pero los sentirán. Los dragones simbolizan la confianza en nosotros mismos, que podemos contribuir algo que vale mucho, aún si tengamos que superarnos a nosotros mismos. ¡Espero que les encuentren con un dragón en su caminata porel Siebengebirge!

Sé valiente y recto para que Dios te ame. Protege a los indefensos y no hagas mal."
De "El Reino de los Cielos"

Los caballeros no son una reliquia de la Edad Media para ser sacados para fiestas de disfraces. Ser un caballero es ante todo una actitud, uno exige de si mismo de dar lo mejor de si mismo. Casi todos los días nos encontramos con personas egoístas que solo se ven a sí mismas y a sus intereses, y con intolerantes que no aceptan la opinión de los demás pero quieren apalear verbalmente o les niegan las mentes. En el anonimato de la Internet el lenguaje brutaliza. Los argumentos ya no son el tema aquí, sino el uno difama y insulta al otro. Un caballero de hoy intervendría en lugar de tolerar el lenguaje grosero y la intimidación. Él o ella ordenaría las piezas rotas o la basura antes de que los niños y los animales lleguen y sufran heridas. En resumen, ¡un poco más de caballerosidad nos haría bien a todos!