Punto de partida Oberdollendorf

La segunda etapa del sendero de larga distancia Rheinsteig le lleva desde Königswinter-Oberdollendorf a través del valle Mühlental hasta la abadía de Heisterbach. Por supuesto, también se puede subir en coche, Heisterbach tiene un aparcamiento y una bonita parada de autobús de la línea 520 de la RSVG.

Aquí estamos siguando las pasos de los monjes cistercienses medievales y modernos de la abadía de Heisterbach. Durante siglos, Heisterbach era el centro religioso de nuestra región, y al mismo tiempo el mayor terrateniente. En los cistercienses, la piedad iba junto con múltiples habilidades y un excelente sentido de negocio. Cultivaban sus tierras, criaban ganado y peces, y se dedicaban a la silvicultura y la viticultura. Pronto ganaban más de lo que necesitaban para sí mismos. Así vendían sus productos, ganaban mucho dinero y lo utilizaban para financiar sus edificios y comprar más tierras.

En el camino desde Oberdollendorf hacia Heisterbacherrott se puede ver desde lejos el portal barroco de la abadía de Heisterbach, y poco después las ruinas del coro medieval. Es todo lo que ha quedado de la iglesia de la abadía, construida a principios del siglo XIII.

Los cistercienses también hicieron la imagen de la aldea Oberdollendorf. En el valle Mühlental entre Oberdollendorf y Heisterbach operaban numerosos molinos, y su finca Gut Sülz era el centro de su comercio de vino.

Hoy en día Gut Sülz sigue siendo un restaurante de vinos bien conocido. En Oberdollendorf tenemos los viñedos los más al norte de Alemania, un sendero del vino denominado Oberdollendorfer Weinwanderweg y el museo local Brückenhofmuseum (Bachstraße 93). Con sus angulosas callejuelas, las hermosas casas de entramado de madera y, por supuesto, los restaurantes de vino, es una aldea para conocedores.

La abadía de Heisterbach y sus alrededores

El recinto de la abadía está abierto durante todo el año. La abadía de Heisterbach fue el centro del proyecto «Klosterlandschaft Heisterbach» (Medio ambiente de la abadía de Heisterbach) de la «Regionale 2010», el programa estructural del estado de Renania del Norte-Westfalia. Se restauraron los edificios, los jardines prósperan y hay numerosos tableros de información sobre eventos históricos así como sobre plantas raras.

En el Zehntscheune (granero del diezmo) hay una exposición sobre los cistercienses en Alemania y Europa y el paisaje cultural del valle de Heisterbach, y aquí también se celebran conciertos. Para ver los horarios de apertura y el programa, por favor consulte la página web de la abadía de Heisterbach en www.abtei-heisterbach.de.

Los alrededores

Junto a la abadía de Heisterbach comienzan senderos que le llevan al monte Petersberg, al merendero Einkehrhäuschen en medio del bosque, al monte Nonnenstromberg y al monte Stenzelberg, una cantera abandonada donde los cistercienses rompieron las piedras para su iglesia abacial.

Otro sendero al otro lado de la carretera Heisterbacher Straße / L268 lleva al monte Weilberg con el monumento natural, una cantera abierta donde se puede ver el material rocoso del Siebengebirge. Puede caminar por el sendero o tomar el autobús de la línea 521 hasta la siguiente parada denominada «Verschönerungsweg». El aparcamiento más cercano es «Im Mantel».

También hay el «Herrenweg» hasta la ciudad de Königswinter. Los abades de Heisterbach tomaban este camino cuando tenían negocios que hacer en Königswinter-ciudad. Allí residían en su propio alojamiento, el Heisterbacher Hof (el posterior Düsseldorfer Hof) en la actual Rheinallee. Después de todo, los abades eran hombres importantes en la región y empresarios exitosos.

En Oberdollendorf hay una parada de la línea de tranvía 66 Bad Honnef-Siegburg. Niederdollendorf tiene una estación de tren, y los trenes regionales paran aquí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*