Origen volcánico

Weilberg, afloramiento geológico, Siebengebirge, Königswinter
Afloramiento geológico

Aquí, en la cantera abandonada del Monte Weilberg, vemos la estructura de las rocas y nos hacemos una idea de cómo nació la Siebengebirge. Hace unos 30 millones de años, en el Oligoceno y en el Mioceno, se desató el infierno.

Actividad volcánica en nuestra región

Durante millones de años hubo repetidas erupciones volcánicas. En una primera fase de erupción, lava y grandes cantidades de piedras fueron lanzados del interior de la tierra a la superficie donde lentamente llegaron a ser frios. Se trataba de la toba traquita, y un área mucho más que las actuales Siete Montañas era cubierta de ella.

En la segunda fase de erupción, las traquitas se atoraron en esta capa de toba traquita espesa, y esta se arqueó por arriba formando numerosas montañas: Drachenfels, Schallenberg, Geisberg, Jungfernhardt, Lohrberg, Perlenhard, Wasserfall, Großer Ölberg und Lahrberg.

En una tercera fase de erupción las tobas de latita y las latitas aparecieron, romperon la a capa de toba traquita y a su vez formaron montañas: Wolkenburg, Bolvershan, Hirschberg, Stenzelberg, Lahrberg, Himmerich, Mittelberg y Broderkonsberg. La fase última de erupción pasó ya en el Mioceno, ahora con la lava llegaron la toba basáltica y el basalto. Como últimas montañas se formaron Asberg, Leyberg, Scheerkopf, Petersberg, Nonnenstromberg, el núcleo del Großer Ölberg, Kleiner Ölberg, Dollendorfer Hardt, Finkenberg y Rabenley.

Así nacieron las Siete Montanas. El viento y el tiempo durante milenarios han dado la forma que conocemos hoy.

Los primeros geólogos dudan

Los primeros geólogos, e incluso el científico de renombre mundial Alexander von Humboldt, no podían creer que la Siebengebirge fuera de origen volcánico. Hoy sabemos que nuestra región, el Medio Rin, era parte de un sistema de fallas continentales. A lo largo de estas líneas los continentes pueden romperse, y pueden ocurrir erupciones volcánicas.

En la Casa del Parque Natural de Margarethenhöhe se puede aprender mucho más sobre las rocas, el vulcanismo en las Siete Montañas y la petrología, así como en el museo Siebengebirgsmuseum.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*