El Dragón del Rin | Mobile Buscar Mapa del Sitio | Alemania Inglaterra Francia

Piedras del Drachenfels para Germania Inferior

Canteras romanas de la montaña Drachenfels
Römischer Legionär
En la frontera del Imperio Romano: Introducción Germania Inferior Francos y Alamanes

Pueblos diferentes pasaron por Europa, se encontraron y poco a poco se hicieron sedentarios. Pero a diferencia de las culturas avanzadas orientales, estos pueblos quedan "gente anónima" para nosotros que sólo los podemos denominar por las joyas, las herramientas y las armas fabricadas por ellos, o por su manera de enterrar a sus muertos. Por ejemplo, la cultura cerámica de bandas, la cultura cerámica de cordada, o la cultura del vaso campaniforme. La montaña Petersberg y sus alrededores fueron habitados ya en aquel entonces. Aquí se encontraron herramientas y restos de hachas y lanzas de bronce.

Edad de Hierro

En la historiografía sobre la ascensión de Roma (desde el siglo V) ya no encontramos "gente anónima" sino pueblos y civilizaciones que podemos relacionar con un ciclo cultural, como la cultura de Hallstatt (desde 800 a.C.) o más tarde la cultura de La Tène, influenciada principalmente por los Celtas (desde 450 a.C.) Después de las guerras púnicas, Roma era la potencia mundial de la antigüedad: todos los países ribereños del Mar Mediterráneo y gran parte de Europa occidental estaban en posesión romana. Pero sólo en el primer siglo a.C., en la época de las campañas de Roma contra los galos y germanos, los primeros "bárbaros" fueron mencionados por sus nombres en los libros de historia.

La población encima del Petersberg

Hubo poblaciones en la meseta entre las montañas Petersberg y Nonnenstromberg y también un pueblo encima del Petersberg con un muro cerrado de tipo celta del cual todavía existe una pequeña parte (cultura La Tène, hacia 100 a.C.) Las Siete Montañas se encontraron en el país limítrofe entre la cultura germánica y la cultura celta, y en aquel entonces el Rin no era una frontera come lo puso Cesar. Muy cerca, en la aldea de Stieldorf, se encontraron monedas doradas celtas.

Julio César y la Guerra de las Galias

La Guerra de las Galias (58-51 a.C.) de César trajo a legionarios romanos al Rin. En siete años de campaña, luchó contra los Celtas en Galia, y también contra las tribus germánicas que cruzaron el Rin: los Sugambros, los Usípetes y los Téncteros. Dos veces César construyó puentes y cruzó el Rin para expediciones punitivas. En el año 52 a.C. controlaba Galia. Una vez más, los galos, liderados por el famoso Vercingétorix, se rebelaron y aún derrotaron a los romanos, pero luego se quedaron atrapados en la fortaleza de Alesia y finalmente fueron obligados a rendirse. Entonces el Rin fue la frontera entre la provincia romana de la Galia y en los distritos militares recién conquistados, Germania Inferior y Germania Superior, y la Germania Magna, la Germania libre.

Agripa y los Ubios

Después de la victoria de César, Germania desapareció por algún tiempo del campo visual de los historiadores romanos. En los próximos años, su atención fue atraída por las guerras civiles dentro del Imperio Romano. Sólo en relación con la gobernación de Marco Vipsanio Agripa oímos de nuevo noticias de la frontera del Rin. Agripa era un amigo intimo de Octavio, el heredero de César y futuro emperador Augusto. Durante sus dos gobernaciones en Galia en 39/38 a.C. y en 20/18 a.C., Agripa mandó construir guarniciones y rutas.

En aquel entonces, los Ubios vivían en la orilla derecha, entre los ríos Sieg y Main, comerciaban con los romanos y los varones luchaban como tropas auxiliares del ejército romano - aún contra otros germanos. Por lo tanto, alienaban a sus vecinos germánicos y casi eran exterminados cuando Agripa intervino. Cruzó el Rin y trasladó a los Ubios a la orilla izquierda, probablemente en 38 a.C. De Aquisgrán hasta el valle del rio Ahr, asentamientos ubios nacieron, entre ellos Bonn y por supuesto el "oppidum ubiorum", luego Colonia Claudia Ara Agrippinensium, hoy Colonia.

La ofensiva de Roma

Después de una desastrosa derrota contra los Sugambres en 15 a.C., el emperador Augusto preparó un ataque a gran escala y ordenó a cinco, tal vez seis legiones al Rin. Además de Nijmegen (Noviomagus) y Neuss (Novaesium), las legiones se instalaron en Xanten (Vetera), donde el río Lippe verte al Rin, en Maguncia (Mogontiacum), donde el río Main verte al Rin, en Moers / Arsberg (Asciburgium), donde el río Ruhr verte al Rin, y también en Bonn (Bonna), fundada por los legionarios de Druso en 11 a.C. Los generales Druso y luego Tiberio conquistaron grandes regiones entre los ríos Rin y Elba y sometieron la mayoría de las tribus germánicas. Al mismo tiempo, los romanos conquistaron una gran parte del sur de Alemania y el rio Danubio se convirtió en la nueva frontera.

La Batalla del Bosque de Teutoburgo

Roma asumió que había alcanzado sus objetivos. Entre los ríos Rin, Lippe, Ems, Lahn y el Mar del Norte se construyeron nuevas bases militares con administración romana, aún el asentamiento civil de Waldgirmes en Hesse. Pero ya en 1 d.C. hubo disturbios, sólo en 4-6 Tiberio y su ejército pudieron sofocarlos. Pero luego una rebelión en Panonia y Dalmacia estalló y Tiberio tuvo que partir. El mando supremo en Germania fue asignado a Publio Quintilio Varo.

En septiembre del año 9, Varo y tres legiones romanas fueron emboscados y masacrados en el camino de vuelta desde el campamento de verano en el interior de Germania a sus cuarteles de invierno al Rin. La revuelta fue encabezada por Arminio, un jefe querusco que había crecido en Roma y sirvió en el ejército romano como comandante de auxiliares germanos. En Roma, el emperador Augusto se conmovió. Según e historiador romano Suetonio, se golpeó la cabeza contra la puerta, una y otra vez, gritando: "Varo, Varo, devuélveme mis legiones!" Nunca asignó los nombres de las legiones muertas otra vez, pero no cambió su política hacia Germania tampoco. Poco después, ocho de las 25 legiones romanas fueron estacionadas al Rin. Una vez más Tiberio asumió el mando supremo, y logró a asegurar la frontera del Rin.

Tiberio

Tras la muerte de Augusto, Tiberio subió al trono. El mando supremo en la frontera fue asignado a otro miembro de la familia imperial: Germánico, hijo de Druso y sobrino de Tiberio. Al igual que su padre, quería poner Germania bajo dominación romana, y quería venganza. Dos años de guerra y devastaciones siguieron, sin embargo Germanico no logró una victoria decisiva. En Roma, Tiberio se dio cuenta de que las campañas exigieron la vida de cada vez más legionarios sin alcanzar una victoria decisiva. En invierno 16/17, retiró a Germánico.

A partir de entonces, le importaba asegurar Galia por la fuerte presencia militar en la frontera del Rin. De Bonn en el sur por Colonia, Neuss, Xanten, Nijmegen y Utrecht en los Países Bajos hasta el Mar del Norte, militar romano estaba estacionado. Renania fue parte del distrito militar de Germania Inferior. En la orilla izquierda, se construyeron no sólo guarniciones, calles y puertos, sino también asentamientos civiles. Dentro de poco, las quintas romanas (villae rusticae) pudieren aprovisionar a los legionarios.

Piedras de la montaña Drachenfels

Las Siete Montañas eran a la vista de los legionarios romanos en los campos militares de Bonn y Colonia. Aunque nuestra región era parte de Germania Magna libre, seguía siendo importante para los romanos, sobre todo por razones económicas: de 50 en adelante, grandes cantidades de piedras fueron extraídas de las canteras romanas de la montaña Drachenfels y transportados hacia el norte. En Bonn y Colonia, aún en Xanten y Nijmegen se construía con traquita del Drachenfels. En la edad antigua tardía, bajo el emperador Constantino, el campo militar de Colonia-Deutz fue construido con piedras del Drachenfels. Sabemos casi nada acerca de la gente que vivían en la orilla derecha del Rin en aquel entonces, en y alrededor de las Siete Montañas. Ciertamente aquí, en la región limítrofe, una vida "normal" no era posible, ni para los romanos, ni para los germanos.

Vicus Bonnensis, Bonna - Bonn

Especialmente los legionarios en Bonn necesitaban muchas piedras para construir su base militar. Más al sur había un asentamiento civil, el "vicus bonnensis". Cuando los arqueólogos excavaron el área en 2006, quedaron muy impresionados por los hallazgos - el Vicus era una ciudad romana con todas las comodidades! Bonna aún tenia un puerto, y durante el reinado del emperador Claudio, la vía romana entre Bonn y Maguncia se completó. Muchos de los hallazgos se muestran en el museo "Haus der Geschichte" de Bonn.

Colonia Claudia Ara Agrippinensium - Colonia

Germánico tuvo nueve niños con su esposa Agripina Vipsania, una hija de Agripa. Una de ellos, Agripina la Joven, nació en Colonia durante los años de las campañas contra los germanos. Más tarde se casó con el emperador Claudio, y era la madre del futuro emperador Nerón. Es a ella que Colonia debe su posición destacada como colonia romana Colonia Claudia Ara Agrippinensium. Agripina era muy ambiciosa y no se detuve de conspiraciones y asesinatos. Al fin, fue asesinada por órdenes de su propio hijo Nerón.

Rebelión de los Bátavos

En el último año del reinado del emperador Nerón, el Imperio Romano entró en una crisis del Estado (68/69) que involucró a las legiones del Rin. Una sangrienta guerra civil siguió entre Vitelio, que tenia el mando de las legiones del Rin, y Vespasiano, que tenia el mando de los legiones del oriente y del Danubio. Cuando Vitelio ordenó reclutar aún mas tropas auxiliares de los bátavos en Holanda de hoy, estos se rebelaron contra Roma, encabezado por Iulius Civilis, un oficial romano antiguo. Diversas otras tribus germánicas se unieron a ellos. Las guarniciones en Xanten y en Bonn fueron destruidos durante la rebelión, Colonia fue conquistado y quedó por algún tiempo cuartel de Civilis. Al final, Vespasiano derrotó a Vitelio y ascendió al trono (69-79). Ahora tuve legiones a sus órdenes para sofocar la rebelión. Debe haber sido una amenaza seria para él ya que envió ocho legiones hacia Germania Inferior mientras que su hijo Tito todavía luchaba en la guerra feroz en Judea. En 70, los bátavos y sus aliados fueron derrotados, y Roma estableció el control sobre Germania Inferior de nuevo.

Vespasiano consolidó el Imperio: en Germania Inferior mandó reconstruir ciudades y campos militares, y Bonn obtuve una nueva guarnición de piedra. En 74, Vespasiano estableció el control sobre Agri Decumates, la región entre los ríos Rin y Danubio, la mayor parte del estado de Baden-Württemberg. Por lo tanto, la frontera llegó a ser mucho más corto y más fácil que defender.

El Limes

El hijo menor de Vespasiano, Domiciano (81-96) empujó a través del Rin de nuevo y derrotó a los germanos Chattes en dos guerras (83-85). Después de esta demostración de poder militar de Roma, convirtió los distritos militares de Germania Inferior y Superior Germania en provincias romanas. La provincia de Germania Inferior ocupaba partes de los Países Bajos, Alemania y Bélgica del Noroeste, su capital era de 89 en adelante Colonia Claudia Ara Agrippinensium, hoy Colonia. La provincia de Germania Superior ocupaba partes de Suiza, Francia y Alemania del sudoeste, su capital era Mogontiacum, hoy Maguncia. Para proteger las provincias ricas de Germania Superior y Raetia, mandó construir el Limes, una fortificación fronteriza que iba desde Rheinbrohl en Renania-Palatinado hasta Eining en Baviera. Sin embargo, el Limes no era una frontera impermeable por el cual el Imperio Romano se amuralló, había contactos y comercio con los Germanos en los siguientes cien años.

Ciudadanos romanos

Bajo la dinastía de los Severos (193-235), las provincias de Germania Inferior y Superior Germania disfrutaban de una época de relativa paz. En el año 212, el emperador Caracalla (211-217) extendió la ciudadanía romana a todos los habitantes libres de las provincias, de aquí en adelante también los habitantes de Bonn y Colonia eran ciudadanos romanos. Caracalla también aumentó los salarios de los legionarios. Por lo tanto, había más dinero en las provincias y la gente estaban bastante bien. También en la orilla izquierda del Rin, en tierra "bárbara" se encontraron productos y lujos romanos, y la clase superior germánica, que podían permitirse los productos romano, se disfrutaban de ellos. Sin embargo, la mayoría de la gente en Germania libre eran pobres, y la prosperidad en las provincias romanas suscitó envidia.