El Dragón del Rin | Mobile Buscar Mapa del Sitio | Alemania Inglaterra Francia

Monasterio de Heisterbach

  • Monasterio de Heisterbach, ruina del coro medieval, Siebengebirge
  • Monasterio de Heisterbach, ruina del coro medieval, Siebengebirge
  • Monasterio de Heisterbach, Siebengebirge, puerta al bosque
  • Monasterio de Heisterbach, Siebengebirge
  • Monasterio de Heisterbach, portal barroco, Siebengebirge
Monasterio de Heisterbach, ruina del coro medieval, Siebengebirge Monasterio de Heisterbach, ruina del coro medieval, Siebengebirge Monasterio de Heisterbach, Siebengebirge, puerta al bosque Monasterio de Heisterbach, Siebengebirge Monasterio de Heisterbach, portal barroco, Siebengebirge

Si usted conduce de Oberdollendorf hacia Heisterbacherrott, vea ya de lejos a la derecha el portal barroco, construido en el 18. siglo, del monasterio. Poco después llega a la ruina famosa del coro de Heisterbach. Es todo que se ha quedado de la iglesia medieval que, en aquel entonces, fue una de las más grandes de la región, sobrepasada sólo por la catedral gótica en Colonia.

En 1189, el arzobispo de Colonia Philipp von Heinsberg (EB 1167-1190) llamó algunos monjes cistercienses en las Siete Montañas. Ellos construyeron una ermita en honor de María encima de una montaña llamada el Stromberg y la dedicaron al San Pedro, así la montaña obtuvo su nuevo nombre: Petersberg (montaña de San Pedro). Pero poco después en 1192 abandonaron el Petersberg para vivir en un valle cercano, el valle de Heisterbach. Bajo el segundo abad Gevard (1196-1209) y el tercer Heinrich I. (1208-1240) la iglesia de la abadía se construyó.

Hoy tenemos solamente la ruina del coro y reconstrucciones. Vemos un monumento del estilo románico tardío y realizamos que el arquitecto ya conocía las nuevas formas góticas proviniendo de Francia, y también vemos que trataba de acordar arquitectura de alto nivel con el ideal de los Cistercienses de simplicidad .De la Alta Edad Media hasta el tiempo de Napoleón, el monasterio de Heisterbach era el centro religioso de la región - y al mismo tiempo terrateniente más importante - esto no se excluyó en aquel entonces. También construyeron y llevaron un hospital. En la Alta Edad Media, los abades eran gente importantes, en contacto con los poderosos arzobispos de Colonia y aún los reyes. En la Edad Media Tardía, la ermita encima del Petersberg y el Monasterio de Heisterbach llegaron a ser lugares de peregrinación.

El más conocido entre los monje de Heisterbach es Caesarius que vivió desde 1199 hasta 1240 en el monasterio. Lo conocimos como maestro de los novicios, que escribió muchos libros de enseñanza para monjes, y también como cronista sincero de los eventos políticos du su tiempo: la guerra civil entre Otón IV. de la familia de los Welfen y Philipp de Suabia de la familia de los Hohenstaufen, la vida y la muerte violenta del arzobispo Engelbert de Colonia (1216-1225), y también redacta una historia de la vida de Isabel de Hungría en preparación de la canonización.

Durante los siglos siguientes, conocía altos y bajos. Su fin llegó durante del "tiempo de los franceses". En 1803, cuando Napoleón repintó el mapa político del Imperio, los arzobispados fueron expropiados, incluyendo el arzobispo de Colonia, y el monasterio de Heisterbach fue disuelto y su demolición decretado. A partir de 1815, después de la derrota de Napoleón, las Siete Montañas formaron parte de la "Renania Prusia". Aunque su demolición había sido decretado en 1803, el coro y algunos muros del monasterio de Heisterbach todavía existían. En 1818 las autoridades Prusianas prohibieron otra demolición. No obstante, existe una nota de la cancillería del Estado diciendo que la gente mostró poco interés en la conservación de estos monumentos.

Así, hoy no tenemos nada más que la ruina del coro. Si uno piensa en las Siete Montañas, el monasterio de Heisterbach forma parte de ellas: cómo motivo fotográfico, o como lugar donde encontrar momentos de calma y de contemplación. Pero .. por interesante que sea como motivo fotográfico, también es una "testiga de barbaridad" como lo dice Hermann José Roth en su articulo en el libro alemán "Das Siebengebirge, Natur, Landschaft, Kultur".