El Dragón del Rin | Mobile Buscar Mapa del Sitio | Alemania Inglaterra Francia

Drachenfels (321 m)

Monte Drachenfels, en español la "Roca de Dragones", es la más famosa entre las Siete Montañas, ya les inspiró a poetas como Lord Byron y Heinrich Heine. Les da la bienvenida a los visitantes llegando en barco sobre el Rin. Se puede visitar la ruina del castillo medieval encima del Drachenfels. Si no les gusta caminar o si tiene poco tiempo, el ferrocarril de cremallera histórico al pie del Drachenfels les lleva hacia la cumbre.

Con tanto romanticismo del Rin casi se olvida que el Drachenfels si tiene su historia agitada. Ya los Romanos ganaron traquita al Drachenfels: de las canteras romanas fueron extraídas grandes cantidades de piedras y transportadas al norte, partiendo del pequeño puerto romano de Königswinter. En la Edad Media la explotación de piedras continuó, por ejemplo grandes partes de la catedral de Colonia fueron construidos con piedras de las Siete Montañas.

En aquel entonces, el Drachenfels formaba parte del Arzobispado de Colonia. Pero la supremacía de los arzobispos en la región fue disputada cada vez más por los Condes de Sayn del sur y los Condes de Berg del norte. Para fortificar su posición, en 1140 el Arzobispo hizo construir un castillo en el Drachenfels. Durante la Edad Media entera los Arzobispos de Colonia fueron personas bastante importantes en el Imperio, y el Drachenfels fue implicado en varios conflictos. Particularmente en la Edad Media Tardía el castillo y sus condes tuvieron que superar disturbios varias veces. El más conocido entre los Condes del Drachenfels, Godart, fue un hombre muy rico, había ganado riqueza con la traquita del Drachenfels y el Arzobispo de Colonia le debió una cantidad de dinero enorme. En 1425, el Arzobispo tuvo que entregarle al Conde la montaña Wolkenburg con su castillo como hipoteca. En 1493, el Conde Claus del Drachenfels fue matado por su primo Heinrich. Aún hoy hay una cruz de piedra en la escena del crimen, un lugar llamado el Kuckstein (delante de la Nibelungenhalle).

La Guerra de los Treinta Años (1618-48) dejó detrás un país asolado y diezmado. En 1633, primero los suecos y después los españoles ocuparon el castillo del Drachenfels, y la soldadesca - la mayoría de ellos mercenarios - hicieron estragos en las aldeas. En 1642, el arzobispo de Colonia hizo destruir el castillo del Drachenfels. Luego, lo utilizaron como cantera.

En 1815, después de la derrota de Napoleón, hombres de Estado de todas partes de Europa se reunieron en el congreso de Viena para reorganizar Europa con respecto a países y territorios. Prusia, un Estado en el este del Imperio, obtuvo la Renania y la Westfalia. Las Siete Montañas entonces formaron parte de la "Renania Prusia" bajo el rey Federico Guillermo III. En aquel entonces, los daños causados al Drachenfels habían llegado a ser alarmantes. En 1826, una parte de la ruina se vino abajo. Dos años más tarde, las autoridades prusianos decretaron el cierre de todas las canteras. En 1829, el Drachenfels fue clasificado monumento histórico y puesto bajo protección.

Bajando de la cumbre hay muchas cosas que ver también. En dirección de Rhöndorf pasa por un "bosque salvaje", en dirección de Königswinter hay el castillo Drachenburg con el Museo de la Historia de la protección de la naturaleza", la Nibelungenhalle con pintados ilustrando obras de Richard Wagner, la casita del miel y la piscina "Lemmersbad".

Finalmente, a mí me encanta muchísimo ver los burros del Drachenfels en el prado la piscina enfrente de la piscina.

Pinguinos
El guía de nombres les explica los nombres alemanes.